No se debe posponer el examen de próstata por el confinamiento

Foto: Archivo

El Día Mundial del Cáncer Próstata se conmemora el 11 de junio, una fecha que promueve la concientización sobre esta enfermedad. Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud en 2018, en Colombia se presentaron 12.712 nuevos casos de cáncer de próstata, que a nivel mundial es el segundo cáncer más mortal en hombres y el cuarto en la población general.

A pesar de estar en confinamiento, es fundamental que los hombres colombianos entiendan la importancia de los exámenes rutinarios y consultas con los especialistas, pues la detección temprana es crucial para la sobrevida de esta enfermedad. A partir de los 45 años los hombres deben visitar al urólogo, para realizarles el tacto rectal junto a la prueba sanguínea llamada Antígeno Prostático Específico (PSA).

De acuerdo con el doctor Juan Camilo Ospina, Jefe de Urología de la Clínica del Country y Clínica La Colina,los hombres en Colombia no se realizan el tamizaje a tiempo y este es un cáncer que no presenta síntomas y no se siente, por lo que su detección tardía es la mayor causante de la muerte del paciente”.

La frecuencia con la que se realicen los controles será determinada por el especialista, de acuerdo con las condiciones específicas de cada paciente. Entre los factores que aumentan la posibilidad de sufrir esta enfermedad están:

  • La edad, ya que la mayoría de casos se empiezan a desarrollar a partir de los 45, 50 y 60 años de edad. A mayor edad más riesgo de presentar el tumor.
  • Antecedentes familiares, si el padre o el hermano de un hombre padecen cáncer de próstata, se aumenta el riesgo de que este hombre padezca de la enfermedad.
  • Los hombres afrodescendientes tienden a padecer más este cáncer, por lo que es importante que se realicen el examen anualmente.

Asimismo, según el Observatorio Nacional de Cáncer de Colombia, el 30% de las muertes por cáncer se deben a factores de riesgo comportamentales y alimentarios, lo que quiere decir que son prevenibles. Los especialistas recomiendan que se tenga una dieta sana, pues se ha demostrado que en quienes padecen de obesidad mórbida, el cáncer puede manifestarse de manera más agresiva. Es muy importante afianzar hábitos alimenticios como el consumo de frutas y verduras, mantener estilos de vida saludable evitando alcohol y cigarrillo, y haciendo 150 minutos de actividad física a la semana.