Popular serie de Netflix suscita nuevo debate sobre reclutamiento militar en Corea del Sur

Foto: Netflix

Una exitosa serie de Netflix está reavivando el debate en Corea del Sur sobre el enorme Ejército del país, su historial de escándalos de abusos y el reclutamiento obligatorio que llena sus filas de jóvenes.

“D.P.”, abreviatura de “Deserter Pursuit” (Persecución de desertores), se encuentra entre los programas de Netflix más vistos en Corea del Sur desde su estreno a fines de agosto.

La serie sigue a la policía militar encargada de capturar a los desertores, arrojando luces sobre la vida cotidiana de muchos reclutas, incluyendo el abuso mental y físico de otros soldados.

Lea también: Bad Bunny promueve la tercera y última temporada de la serie “Narcos: México”

El director Han Jun-hee dijo que buscaba contar una historia humanizadora sobre cómo el sistema convierte a los desertores en víctimas y en criminales, así como el costo que supone para los que se ven obligados a buscarlos.

“‘D.P’ es una historia de búsqueda de un desertor, pero al mismo tiempo es una historia paradójica de búsqueda del hijo, hermano o amante desafortunado de alguien”, dijo Han a Reuters en un correo electrónico.

Preguntado por la popularidad del programa, un portavoz del Ministerio de Defensa dijo que el entorno militar ha cambiado y que el Ministerio ha intentado acabar con los abusos y los tratos duros.

Le puede interesar: “Tu narcisismo no te permitirá reconocer el talento de los demás” Guillermo Vives lanza duro mensaje contra Carlos Vives

La semana pasada, el Ejército anunció que, incluso antes de que se estrenara la serie, había planeado eliminar el sistema de que los soldados de base rastrearan a los compañeros ausentes sin permiso. Este cambio entrará en vigor en julio de 2022.

Corea del Sur mantiene un Ejército en servicio activo de 550.000 personas, con 2,7 millones de soldados en las reservas, en medio de décadas de tensiones con Corea del Norte. Todos los hombres deben servir hasta 21 meses, dependiendo de la rama militar.

La ley penal militar de Corea del Sur castiga la deserción con hasta 10 años de prisión.

Recomendamos leer: Epa Colombia y su cómica comparación con Amparo Grisales que se viralizó en redes sociales (VIDEO)

El Ministerio de Defensa afirma que los abusos y la deserción entre los reclutas han disminuido, en gran parte debido a la decisión de 2019 de permitir a los soldados alistados utilizar teléfonos móviles en sus cuarteles.

El Ministerio declinó confirmar el número exacto de desertores, pero los medios de comunicación surcoreanos informaron que el año pasado se registraron 55 casos, por debajo de los 78 de 2019. Las muertes de militares por suicidio también bajaron de 27 a 15 en el mismo periodo.  Reuters