Piden en redes revocatoria de alcaldes de Bogotá y Medellín

Foto: @ClaudiaLopez/@QuinteroCalle

El primer gran reto para los electos mandatarios locales en Colombia fue el pasado Paro Nacional, siendo la primera gran convocatoria a movilizaciones en el 2020, sin embargo, el balance para los alcaldes de las diferentes ciudades capitales del país no fue el mismo, pues algunos salieron bien librados, mientras que otros se vieron señalados en las redes sociales.

Durante las marchas del pasado martes, ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga y Tunja, tuvieron diferentes inconvenientes de orden público debido a los desmanes entre vándalos y agentes de la Policía, lo que terminó con la aparición del Escuadrón Móvil Antidisturbios, viendo que los alcaldes de estas ciudades habían asegurado que no se iba a sacar este equipo sino hasta última medida preventiva y de control.

Acciones que generaron inconformidad, tensión y hasta pánico en los ciudadanos que no hicieron parte de las movilizaciones, pues decenas de encapuchados emprendieron diferentes métodos vandálicos en contra del espacio público, fachadas de empresas y bancos, y bloqueos en principales vías de estas ciudades, fueron los motivos por los que alcaldes como Claudia López (Bogotá) y Daniel Quintero (Medellín) fueron señalados.

A través de las redes sociales, principalmente en Twitter, se volvieron virales distintos hashtags en contra de las administraciones de estos mandatarios, en las que se pedía que fueran revocados de sus puestos por el mal manejo que le dieron a las manifestaciones en esta primera convocatoria del paro a nivel nacional; sin embargo, muchos otros criticaron que las acusaciones deberían ser en contra de los vándalos que atormentaron a los ciudadanos y no a los recién posicionados alcaldes.

Cabe recordar, que no todas las ciudades presentaron desmanes, pues Pasto y Barranquilla fueron en las que se pudieron apreciar manifestaciones de protesta social sin ningún tipo de inconvenientes o presencia del Esmad, por lo que desde estos sectores se envía un mensaje claro de cómo deberían ser las movilizaciones en el resto del país.

Por otra parte, en esta primera movilización no fue tan abundante la asistencia de ciudadanos, haciendo que estos desmanes fueran los principales protagonistas en la supuesta continuidad de un paro que comenzó el pasado 21 de noviembre.