Luz verde para reapertura de templos religiosos y restaurantes ¿en qué consiste?

Foto: Archivo particular

Desde hace unos días para atrás se había señalado que el Gobierno Nacional contemplaba la posibilidad de que los nuevos sectores de la reactivación, serían los templos religiosos y restaurantes, y en las últimas horas la incertidumbre quedó despejada, pues se expidió el decreto 878 para reglamentar esta reapertura.

Le puede interesar: ¡Atención! Enfermos graves de COVID-19 pueden sufrir daño cerebral: Estudio

No obstante, cabe recordar que ya existía una modalidad para que en los municipios no COVID en el país se pudiera solicitar el plan de reapertura de estos establecimientos, por lo que desde el Gobierno decidieron ampliar este permiso hasta las zonas en el país donde no se han presentado cifras alarmantes de afectación de la pandemia.

Por dicha razón, es que se dio a conocer que aquel mandatario que vea viable la reapertura de templos y restaurantes, deberá “levantarle la mano” al Ministerio del Interior, para que esta cartera pueda corroborar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad que esta reapertura requiera.

Recomendado: Militares acusados de violar a niña indígena de 13 años aceptaron cargos

En caso de que el ministerio en cuestión pueda dar vía libre a esta reapertura, los alcaldes podrán informarle a sus pobladores sobre los nuevos permisos que tendrán para la asistencia presencial a los restaurantes y templos religiosos; sin embargo, esta modalidad no cayó del todo bien en la comunidad.

Dentro de esta reciente información emitida por el Gobierno, se generaron algunas incógnitas en contra de la posibilidad de permitir la asistencia presencial a los templos religiosos, debido a que algunos internautas se cuestionan por cuál sería la importancia de este tipo de permisos.

Lea también: Duque anunció que reapertura de restaurantes empezará en julio

Frente a dicha situación, el presidente de la República, Iván Duque, determinó que diferentes personas le han solicitado que pueda permitir la asistencia a estos establecimientos destinados para la celebración del culto religioso, entendiendo que en Colombia, gran parte de la población tiene esta doctrina creyente.