Lideresa Francia Márquez denuncia que su esquema de seguridad ha desmejorado

Foto: Archivo

El panorama de la violencia en contra de los líderes sociales en el país parece no detenerse ni siquiera durante la medida de cuarentena obligatoria. Según el Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (Indepaz), en lo corrido de 2020 se han presentado más de 110 homicidios en contra de defensores de Derechos Humanos.

Lea también: Corte Suprema ratifica condena a la excongresista Aida Merlano pero le otorga una rebaja de pena

Ahora bien, con respecto a esta problemática, la lideresa social del Cauca, Francia Márquez, ha denunciado que su esquema de protección, organizado por la Unidad Nacional de Protección (UNP), se ha visto desmejorado, según lo determinó ella “debido a la pandemia”.

“Dejo constancia pública y hago responsable al gobierno de Iván Duque de lo que me pueda pasar a mi o a mi familia. Con la Pandemia mi esquema de protección a desmejorado. Así como han querido quitar la protección a varios líderes sociales”, trinó la lideresa.

Le puede interesar: Estudio con plasma para buscar posibles tratamientos a la pandemia

Respuesta del Gobierno.

Por su parte, el director de la UNP, Diego Palacio, aseguró que ninguno de los sistemas de seguridad que se encuentran destinados para la protección de las personas que desde este departamento, han considerado como individuos en riesgo, se ha visto modificado y mucho menos por la pandemia.

Del mismo modo, señalaron desde esta Unidad que velarán por la seguridad de aquellas personas que se encuentran en riesgo por los posibles atentados que cometerían miembros de grupos armados ilegales, tal y como ha sucedido en más de 110 ocasiones en lo corrido de este año.

Recomendado: Luego de protagonizar una fuerte riña, fueron capturados 11 auxiliares de la Policía

Llamado internacional.

Por parte de la Comisión Penal Internacional (CPI) se pidió mayor apoyo y seguridad para los líderes sociales y defensores de Derechos Humanos en el país, entendiendo que el aumento en los supuestos crímenes de lesa humanidad se vienen repitiendo con mayor regularidad.