Investigan nueva denuncia por presunta violación de soldados a niña en Guaviare

Foto: Archivo Referencial

En las últimas horas, el subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, Ariel Ávila, reveló una denuncia de la que tuvo conocimiento, misma que relata hechos que habrían ocurrido el pasado mes de septiembre, donde se acusa a dos soldados del Ejército Nacional de presuntamente secuestrar y abusar sexualmente de una niña, miembro de la tribu Nukak Makú en zona selvática del Guaviare.

Le puede interesar: Medellín reporta 14 asesinatos a mujeres en 2020, el más reciente, hace unas horas

Este nuevo escándalo es develado a través de la Revista Semana, donde se señala que la menor en cuestión tendría 15 años y presuntamente fue secuestrada por hasta seis días por miembros del Batallón de Infantería Joaquín París; la denuncia tiene mucha mayor gravedad debido a que los denunciantes aseguran que el secuestro de la niña se habría realizado al interior de esta guarnición militar.

Ahora bien, la mayor incógnita que surge ahora es saber el porqué sí este episodio habría ocurrido en 2019, se viene a conocer casi nueve meses después. Por parte de Ávila, se señala que las autoridades judiciales y militares tenían conocimiento de este caso, por lo que tilda de “negligente” el actuar de la Fiscalía seccional Guaviare.

Recomendado: Procuraduría abre proceso disciplinario por caso de la violación a niña indígena, no a 7 sino 10 militares

Dentro de esta acusación, se sostiene por parte de este medio de comunicación que tienen documentos que validan el hecho de que la Procuraduría, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y las Fuerzas Armadas tenían conocimiento de dicha denuncia, inclusive, según Semana, que se habría hecho un reporte sobre lo ocurrido, pero que la investigación nunca procedió.

Frente a esta nueva acusación en su contra, el Ejército Nacional emprendió un comunicado en el que corrobora lo mencionado por la revista, pues en el momento que se habría conocido de este suceso, se le informó a las autoridades competentes, siendo la Procuraduría y la Fiscalía para que pudieran emprender sus investigaciones disciplinarias y penales, respectivamente.

Lea también: Militares acusados de violar a niña indígena de 13 años aceptaron cargos

“Este Comando repudia y rechaza este tipo de hechos que trasgreden los derechos de nuestros niños, niñas y adolescentes. Por tal razón, en desarrollo de las investigaciones se adoptarán de forma inmediata las acciones a que haya lugar, con la mayor severidad y conforme a la ley”, señala el documento del Comando de la Vigésimo Segunda Brigada.

Este sería entonces la segunda acusación por los mismos delitos en contra de miembros de la institución, recordando que hace unos días, siete militares de la Octava Brigada del Ejército aceptaron haber abusado sexualmente de una niña indígena de la comunidad Embera Chamí, ubicada en zona rural de Risaralda.