El Guainía se blinda por COVID-19 en Brasil y Venezuela

Foto: EFE

El departamento de Guainía, fronterizo con Venezuela y Brasil, trabaja aceleradamente para proteger a sus cerca de 44.500 habitantes, principalmente indígenas, de las demoledoras consecuencias del coronvirus que aún no ha llegado a ese alejado territorio.

El Guainía no cuenta con vías terrestres que la comuniquen con el resto del país y los 688 kilómetros que separan a Bogotá de la capital departamental, Inírida, deben cubrirse en avión, aislamiento que es al mismo tiempo una ventaja para evitar el contagio y un obstáculo cuando hay una urgencia.

“Hoy podemos decir que hay cero casos positivos dentro del departamento a pesar de que tenemos dos fronteras con un altísimo riesgo, como lo son Venezuela y Brasil”, dijo Álvaro Enrique Morales, gerente del Hospital Manuel Elkin Patarroyo, de Inírida.

Brasil, con 22.000 muertos y más de 360.000 casos confirmados, es el segundo país del mundo con mayor número de infectados, en tanto que Venezuela ya tiene 1.010 enfermos y mantiene la cifra de víctimas mortales en diez.

De los 32 departamentos de Colombia, Guainía, Guaviare y Vichada, todos entre la Amazonía y la Orinoquia, son los únicos que no tienen casos confirmados de COVID-19.

Morales resaltó que desde marzo, cuando se conoció el primer caso de COVID-19 en el país, que ya tiene 21.175 contagiados y 727 fallecidos, los profesionales en salud que trabajan en el hospital local empezaron a visitar casa por casa a los pobladores para explicarles qué era el coronavirus y cómo podían contagiarse.

A la comunidad se le indicó que “la medida preventiva más eficiente es el lavado de manos” y se les enseñó cómo hacer ese proceso de la mejor manera posible, comentó el médico.

PREVENCIÓN FRENTE A LA PANDEMIA

Guainía, que con 72.238 kilómetros cuadrados es el quinto departamento más extenso de Colombia pero el segundo menos poblado, recibió la donación de una carpa hospitalaria por parte de la Empresa Prestadora de Salud (EPS) Coosalud.

La carpa, que cuenta con trece camas, botiquín y camilla de emergencia, sistema de iluminación tipo led, aire acondicionado y planta eléctrica, entre otros insumos, fue un alivio para el departamento donde la atención de los servicios de salud es precaria.

La instalación se hizo en un espacio contiguo al hospital Manuel Elkin Patarroyo y para ello se contó con el apoyo logístico de las Fuerzas Militares, la Gobernación del Guainía y la Alcaldía de Inírida.

El departamento también recibió 10 concentradores de oxígeno que tienen la ventaja de ser móviles para atender a la población que está dispersa por el selvático territorio.

“Necesitamos proteger a Guainía del coronavirus. Esta es una más de las acciones que venimos realizando para fortalecer el sistema de salud en esta parte del país en la que tenemos 42.000 afiliados, que corresponden al 92 % de la población total”, explicó la gerente de la zona centro de Coosalud EPS, Olga Lucía Jiménez.

El hospital adecuó también una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), la primera en esta región que hoy cuenta con siete camas, ocho respiradores, un electroencefalógrafo, un equipo de diagnóstico para órganos y otro para toma de signos vitales donados por la Gobernación, la Alcaldía, la Organización Panamericana de Salud (OPS) y una entidad privada.

Toda esta ayuda médica “marca un inicio histórico para la salud digna y de calidad de nuestra zona”, expresó al respecto el gobernador de Guainía, Juan Carlos Iral Gómez. Efe