Corte Constitucional rechaza conductas de acoso interno reveladas

Foto: Archivo

La Corte Constitucional de dijo este domingo que rechaza toda conducta de acoso, al pronunciarse sobre un informe que recopiló denuncias de empleados de ese tribunal referentes a persecución laboral y sexual.

El estudio, cuya elaboración fue ordenada por la propia Corte, con el apoyo de la Agencia para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID), recoge relatos de varios trabajadores del máximo tribunal que denunciaron haber sido víctimas de acoso laboral, comportamientos sexistas, violencia verbal, tocamientos inapropiados e invitaciones de tipo sexual en el ámbito laboral, entre otros hechos.

“La Corte Constitucional rechaza toda conducta de acoso laboral o sexual, y es consciente de la importancia de redoblar esfuerzos en resolver problemas estructurales de profundo arraigo en nuestro país, como lo son las violencias de género”, manifestó el tribunal en un comunicado.

La Corte aseguró que por iniciativa institucional contrató a un equipo de la USAID para hacer el informe, publicado este fin de semana, para promover acciones positivas de inclusión laboral y de rechazo a todas las forma de violencia de género.

 “El tribunal celebró un convenio de cooperación con la agencia USAID para realizar un diagnóstico e identificar oportunidades para todos los funcionarios y empleados”, manifestó la Corte Constitucional al explicar que dicho informe “pone de presente un diagnóstico y oportunidades de mejoría para la institución”.

ACOSO EN TODAS LAS ÁREAS

Como parte de la metodología propuesta por la consultoría de USAID se hizo una encuesta a 244 personas, se entrevistó de manera anónima a ocho mujeres y seis hombres que ocupaban distintos cargos en el alto tribnal y se identificaron “algunos perfiles de mujeres que han tenido un papel de liderazgo al interior de la corporación”.

El estudio, cuyos datos no permiten identificar a las personas entrevistadas, concluyó que “el acoso laboral está presente en todas las áreas de trabajo y se expresa diferente entre hombres y mujeres ya que operan los estereotipos de género en la asignación de tareas”.

Algunos de los entrevistados denunciaron haber sido víctimas de comportamientos sexuales inapropiados como tocamientos o roces, así como “haber recibido propuestas directas sobre tener relaciones sexuales en el marco de las relaciones laborales”, y sufrir o ser testigos de violencia verbal.

Varios empleados relataron además que “los jefes son más duros con las mujeres”, que han recibido “expresiones humillantes”, que las bromas de connotación sexual están aceptadas, y que en algunas ocasiones las víctimas de estas conductas son “sancionadas socialmente”. Efe