Los niños no vacunados sufren el impacto del COVID, advierte la OPS

Los niños, que aún no son aptos para la vacunación en la mayoría de los países, representan un porcentaje más alto de las hospitalizaciones e incluso de muertes en América, advirtió el miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En nueve meses de este año, los contagios entre niños y adolescentes en América han superado los 1,9 millones de casos, y se enfrentan a importantes riesgos para la salud, dijo la rama regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según los expertos, la pandemia ha desencadenado la peor crisis educativa jamás vista en América debido a la ausencia de escolarización presencial.

Le puede interesar: ¿Cuáles son los efectos que el covid-19 deja en el corazón?

La pandemia del COVID también ha interrumpido los servicios de salud sexual y reproductiva en más de la mitad de los países de la región, lo que ha contribuido a impulsar uno de los mayores aumentos de embarazos adolescentes en la última década, según la OPS.

Los cierres y los trastornos económicos han aumentado el riesgo de violencia doméstica y para muchos niños, sus hogares pueden no son un lugar seguro, dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne, en una reunión informativa.

“Nuestros niños han perdido más días de clase que los niños de cualquier otra región. Cada día que los niños pasan sin ir a la escuela en persona, mayor es la probabilidad de que abandonen la escuela y no vuelvan a ella”, señaló.

Recomendamos leer: Dosis refuerzo de Moderna son efectivas para variantes nuevas como la Delta

Hasta ahora, la única vacuna aprobada para adolescentes es la de Pfizer Inc, mientras que Moderna Inc ha solicitado la aprobación de uso de emergencia de su vacuna para niños de 12 a 15 años, según el director adjunto de la OPS, Jarbas Barbosa.

Las empresas chinas Sinovac Biotech y Sinopharm también han solicitado la aprobación de la OMS para el uso de sus vacunas para niños y adolescentes de tres a 17 años.

Algunos países se han adelantado y han comenzado a vacunar a los niños y adolescentes, como Chile y Cuba, sin esperar la aprobación de la OMS, dijo Barbosa.

Lea también: El 52 % de los que teletrabajan admite un agotamiento grave o moderado

Cuba es el único país de América Latina que ha desarrollado vacunas contra el COVID-19: la Abdala, administrada a la mayoría de los cubanos adultos, la Soberana-2, administrada hasta ahora principalmente a adolescentes y niños, y el refuerzo Soberana Plus. Ninguna cuenta todavía con la aprobación de la OMS.

La OPS elogió a Chile, Uruguay y Colombia por sus exitosos programas para limitar el impacto de la pandemia en los jóvenes.