La OMS aprueba vacuna contra la malaria y usuarios le piden a Patarroyo dejar de malgastar recursos públicos

Este miércoles 6 de octubre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que aprobó la primera vacuna contra la malaria, que ya se ha estado utilizando como parte un programa piloto en Ghana, Kenia o Malaui.

Este es un momento histórico. La tan esperada vacuna contra la malaria para los niños es un gran avance para la ciencia, la salud infantil y el control de la enfermedad. El uso de esta vacuna, además de las herramientas existentes, podría salvar decenas de miles de vidas jóvenes cada año“, ha resaltado en rueda de prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Lea también: ¡Histórico! La OMS recomendó por primera vez la vacuna contra la malaria

La malaria sigue siendo una de las principales causas de enfermedad y muerte infantil en el África subsahariana. Más de 260.000 niños africanos menores de cinco años mueren anualmente de malaria. En los últimos años, tanto la OMS como otras organizaciones han advertido de un estancamiento en los avances contra esta enfermedad mortal.

Ahora bien, los ciudadanos por redes sociales han sacado a relucir el nombre del científico colombiano Manuel Elkin Patarroyo, quien desde hace más de 20 años presentó la primera posibilidad real de desarrollar una vacuna contra este parásito, que aun demostró ser segura, inmunogénica y parcialmente eficaz en ensayos realizados en Sudamérica y África, tras un estudio en Tailandia que no demostró eficacia, se decidió suspender su desarrollo.

Le puede interesar: Crean una ‘píldora viva’ para tratar infecciones resistentes a antibióticos

Al respecto, ciudadanos han expresado que el científico ya no tendrá que usar monos ni presupuesto nacional para esta vacuna, pues Patarroyo ha enfrentado una dura batalla jurídica por arrebatarle de las manos los monos nocturnos que durante años ha usado en sus investigaciones contra la malaria principalmente.

Según registrados evidenciados por la Agencia de Periodismo Investgativo, API, dan cuenta que entre 1999 y 2016 Corpoamazonía autorizó la captura de 10.400 primates, una promesa de vacuna que se quedó en un anuncio durante casi tres décadas pero que en cambio sí costó miles de millones de pesos y cientos de miles de animales arrebatados de la naturaleza.

Ver también: Tenga en cuenta los siguientes cuidados que le debe dar a sus ojos

Registros del Ministerio de Salud, entre 1986 y 2004, Patarroyo recibió recursos del presupuesto nacional por $50.031 millones, para desarrollar su vacuna sintética contra la malaria que nunca funcionó,