España vive una nueva jornada de protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél

Foto: Anadolu

Las protestas en contra del encarcelamiento del rapero Pablo Hasél continuaron en la noche de este lunes, por séptima jornada consecutiva, en Barcelona, Girona y Tarragona. En esta nueva jornada, algunos de los manifestantes arremetieron contra la Jefatura Superior de Policía, pero la marcha fue dispersada mucho antes que en los días anteriores.

Las autoridades de seguridad detuvieron a tres personas en la capital de Cataluña; en Tarragona y Girona los incidentes fueron menores.

Recomendamos leer: Esposa del ‘Chapo’ Guzmán fue arrestada en Estados Unidos por narcotráfico

De acuerdo con el consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Miquel Samper, las protestas en favor del rapero y el derecho a la libertad de expresión derivaron en “actos de puro vandalismo y pillaje en las tiendas”. El consejero aseguró en declaraciones a El País de España que la mayor parte de los detenidos son personas con antecedentes por robo, que se sumaron a la protesta con pretensiones delictivas.

El vicepresidente en funciones de la Generalidad de Cataluña, Pere Aragonés, criticó este lunes los saqueos ocurridos durante las protestas y aseguró que no representan el espíritu de quienes demandan pacíficamente la liberación de Pablo Hásel.

Lea también: Ministro eslovaco pide abrir las iglesias y rezar para acabar con la covid

El rapero, cuyo nombre real es Pablo Rivadulla Duró, fue acusado de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona española y las instituciones del Estado, consecuencia de una serie de mensajes que publicó en Twitter.

El rapero tenía hasta el 12 de febrero para entregarse voluntariamente, pero decidió refugiarse en la Universidad de Lleida para evitar ser arrestado. La Policía llegó hasta la institución y lo detuvo el pasado martes. Anadolu