Colombia ya no tiene la cuarentena más larga del mundo, ahora es de Filipinas

Foto: EFE

Manila alcanzó este martes el umbral de los seis meses ininterrumpidos de cuarentena y se encamina hacia el encierro más largo y estricto del mundo, sin fecha para su final, mientras los esfuerzos para contener la pandemia siguen fracasando con Filipinas como principal foco de COVID-19 en el Sudeste Asiático.

La capital filipina aglutina más de 144.000 casos, más de la mitad del total del país (54 %), lo que indica que el duro confinamiento no ha dado los resultados esperados en una de las ciudades más densamente pobladas del mundo.

Le puede interesar: Presidente Duque extiende el aislamiento selectivo hasta finales de noviembre

Filipinas ha confirmado de momento 265.888 casos de COVID-19 -de los que 58.754 son todavía activos y 4.630 han muerto-, el saldo más elevado de la región, donde casi todos los países vecinos, excepto Indonesia, han contenido la pandemia y recuperado cierta dosis de normalidad.

“La epidemia se sigue propagando, no está controlada, y la curva sigue siendo ascendente después de seis meses, con un promedio diario de 3.000 o 4.000 nuevos casos, la mayoría en Manila”, indicó en un foro con la prensa extranjera el exsecretario filipino de Salud Manuel Dayrit, quién gestionó con éxito la crisis del SARS en 2003.

Recomendado: Naciones Unidas investiga la violencia del 9 de septiembre en Bogotá y Soacha

La capital -con casi 14 millones de habitantes- se cerró por tierra, mar y aire el 15 de marzo y así permanecerá al menos hasta el 30 de septiembre, un total como mínimo de seis meses y medio, periodo en el que los viajes a y desde Manila están prohibidos excepto por emergencias.

La cuarentena de Manila será de momento la más larga del mundo. EFE