Asesino del Golden State aceptó 13 asesinatos y docenas de violaciones

Foto: Angeles Time

Un expolicía septuagenario confesó ser el violento criminal en serie conocido como el “asesino del Golden State”, declarándose culpable el lunes de 13 asesinatos y admitiendo docenas de violaciones y allanamientos de morada que aterrorizaron California durante los años 70 y 80.

Le puede interesar: Alerta en China por gripe porcina que tendría potencial de nueva pandemia

Joseph James DeAngelo, de 74 años, se declaró culpable como parte de un acuerdo más amplio con los fiscales para evitar una posible sentencia de muerte a cambio de admitir todos los delitos de los que se le acusaba, con o sin cargos, en 11 condados de California.

Según los términos de tan inusual acuerdo, aprobado por el juez de Tribunal Superior Michael Bowman en la audiencia del lunes, DeAngelo se enfrenta a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en lugar de una potencial sentencia de muerte.

Recomendado: Buscan los miembros de red de abuso infantil en Alemania con más de 30 mil sospechosos

Los fiscales dijeron que el acuerdo garantiza que las supervivientes de edad avanzada y los familiares de las víctimas puedan ver el caso resuelto con vida, ahorrándoles procedimientos legales adicionales que probablemente se hubiesen prolongando otra década.

La vista se celebró en un salón de la Universidad de Sacramento en lugar de un juzgado para permitir que los asientos estuviesen lo suficientemente distanciados para cumplir con las directrices de seguridad sanitaria por la pandemia de coronavirus. El acusado y sus abogados usaron pantallas faciales de plástico transparente.

Lea también: Astrónomos detectan que importante estrella ha desaparecido

DeAngelo, vestido con el traje naranja de recluso, permaneció sentado en una silla de ruedas sin mostrar expresión alguna y con la mandíbula floja durante las siete horas de la vista.

Los fiscales también revelaron que el día de su arresto, mientras estaba solo en una sala de interrogatorios, DeAngelo fue escuchado teniendo una animada conversación consigo mismo, refiriéndose a un aparente alter ego llamado “Jerry”, de quien dijo que estaba “dentro de su cabeza” y que le había obligado a “hacer esas cosas”. Reuters