En tiempo récord se acaban las boletas para la final de vuelta de la Liga Águila

Foto: Twitter (@CabinaSports_)

El partido de vuelta de la final de la Liga Águila 2019-II entre América de Cali y Atlético Junior se disputará el próximo sábado 7 de diciembre en el marco del estadio Pascual Guerrero, ubicado en el barrio San Fernando de Cali; después de haber disputado la primera final el pasado domingo en el escenario deportivo Metropolitano de Barranquilla con resultado en ceros.

Siguiendo su proceso de venta de boletería, el equipo americano emitió a través de sus redes sociales los precios de las entradas para abonados el pasado sábado 30 de noviembre, mientras que la venta de estas boletas para público ordinario estaría programado para este lunes en la madrugada, una situación que tendría a cientos de hinchas americanos “acampando” desde el día anterior en busca de la tan anhelada boleta a las afueras de los puntos de venta.

Sin embargo, de manera inédita se anunció que tras el paso de 40 minutos desde que se habilitó la venta de boletería a todo el público, se habían agotado las 16.000 boletas que quedaban para la final que volverá a disputarse en el Pascual Guerrero con hinchada roja; por esta razón, muchos fanáticos descontentos comenzaron a demostrar su inconformidad por este increíble aforo fugaz.

Muchos de los hinchas aseguraron que esta situación se dio de manera express por la venta a los revendedores, quienes según ellos habrían conseguido una gran suma de las boletas a través de los portales web que manejan las empresas que venden las entradas; dicha situación se torno complicada por lo que el Esmad tuvo que hacer presencia para evitar que las masas se alborotaran más.

Cabe recordar, que debido a las peticiones para un cambio de fecha de este partido que se hicieron porque el mismo se cruza con la celebración del Día de las Velitas, por lo que el alcalde de la ciudad, Maurice Armitage, y el secretario de seguridad, Andrés Villamizar, pidieron que la Dimayor tuviera en cuenta su solicitud; sin embargo, a través de su director, Jorge Enrique Vélez, el ente mayor del FPC decidió declarar que el encuentro no se podría cambiar de fecha pero se logró que se adelantara el horario de inicio de las 5:00 pm a las 4:00 pm.

Por otra parte, el funcionario anunció que iban a reforzar el pie de fuerza policiaco para que el evento que le dará cierre a la temporada del fútbol colombiano en 2019 pueda desarrollarse de la mejor manera y sin algún inconveniente de alboroto en el orden público de los asistentes al partido.