Debido al impacto que ha visto el dinero físico, las criptomonedas repuntan

Foto: Archivo Referencial

El COVID-19 ha impactado la manera de vivir alrededor del mundo y el uso del dinero físico no ha sido la excepción. Las recomendaciones para evitar el contagio van desde el lavado de manos, hasta evitar el contacto con el dinero físico, lo cual ha incrementado el uso de las transacciones y del dinero digital, que ya venía en aumento los dos últimos años, pero que se disparó gracias a la coyuntura mundial que estamos viviendo.

Colombia no ha sido la excepción, pues entre febrero y abril, se registró que el aumento de compras electrónicas y el uso de criptomonedas se disparó como medida preventiva frente al COVID-19, entendiendo también que el comercio se trasladó hasta las plataformas digitales, y tanto alimentos, como medicamentos y cualquier tipo de paquetes, se están obteniendo con un clic.

Le puede interesar: Mientras aprendía a manejar, joven atropelló a su padre y lo mató

Es en este escenario, se está observando un interés creciente por parte de inversores institucionales como fondos de pensión y fondos soberanos en el activo digital más famoso. Al menos así lo demuestran los números de Grayscale, uno de los fondos de inversión de cripto activos más grandes del mundo, que levantó 607 millones de dólares en 2019 (más que todo lo que había levantado entre 2013 y 2018) y recientemente anunció que solo en el primer cuatrimestre de 2020 recibió inversiones por más de 500 millones de dólares.

Las plataformas de inversión como Sesocio.com también han observado un incremento importante en la compra de Bitcoin que entre marzo y abril aumentó un 39%. De acuerdo con Álvaro González, CEO de SeSocio en Colombia, los principales activos de que estas maniobras digitales hayan evidenciado un repunte, se debe principalmente: “las condiciones económicas, la coyuntura del COVID-19 y el interés de los inversores por monedas digitales”.

Lea también: Enfermera en Chocó denuncia que no les han entregado ni siquiera un N-95

La crisis generada por el coronavirus ha empujado a muchos comercios a fechar la moneda física y a los consumidores a reducir su uso con el fin de mantenerse lejos del contagio  manteniendo el sistema de pago digital como primera opción e impulsando el uso de criptomonedas como alternativa. Del mismo modo, desde los directivos de las empresas que manejan este tipo de dineros virtuales, reiteran la importancia del cuidado que se debe tener al momento de navegar por el internet con su dinero.