Pese al gol de Duván Zapata, el Atalanta perdió contra el Shakhtar Donetsk en Champions

Foto: Archivo

El Shakhtar Donetsk remontó y triunfó por 2-1 este martes en el campo del Atalanta con un gol del brasileño Taison Freda en el 95, en la segunda jornada del grupo C de la Liga de Campeones, y castigó la inexperiencia del cuadro italiano, que disputa por primera vez la máxima competición europea.

El Atalanta estuvo por delante 1-0 gracias a un gol del colombiano Duván Zapata pero, tras recibir el 1-1, pagó sus ganas de hacerse con los tres puntos con un contragolpe en el último suspiro que fue culminado por Taison para relanzar las ambiciones del Shakhtar.

El gol del extremo brasileño hundió al equipo de Giampiero Gasperini, que se quedó último con cero puntos tras dos partidos (perdió el primero 4-0 ante el Dinamo Zagreb) y complicó notablemente sus opciones de pasar de ronda, en un grupo en el que el Manchester City ejerce de claro favorito.

San Siro, que será la casa del Atalanta en esta campaña europea a la espera de que terminen las obras de remodelación del estadio Atleti Azzurri D’Italia de Bérgamo, acogió un partido intenso, con dos equipos repletos de técnica y con filosofías de fútbol ofensivo.

Salió agresivo el Atalanta y construyó tres ocasiones claras para adelantarse en la primera media hora. El esloveno Josip Ilicic consiguió y falló un penalti en el 16 ante el meta ucraniano Andrij Pyatov. También ofreció un gran pase al hueco al croata Mario Pasalic, cuyo derechazo se estrelló contra un poste en el 27.

Pero la presión local terminó teniendo premio. Fue en el 28, cuando Hateboer colgó un centro para Duván Zapata, que aprovechó una mala salida de Pyatov para marcar el primer gol de su carrera en la Liga de Campeones con un cabezazo.

Sin embargo, el Shakhtar, un equipo más acostumbrado a la máxima vitrina europea, reaccionó con carácter y, tras un aviso del brasileño, naturalizado ucraniano, Marlos Moreno, consiguió la igualada en el 40, cuando el brasileño Alan Patrick ofreció a Junior Moraes el balón para el 1-1.

Se volcó al ataque con todo el cuadro local y su ambición fue castigada en el último suspiro, cuando Dodó Cordeiro, que acababa de saltar al campo, guió un gran contragolpe y ofreció el balón a Taison para que silenciara San Siro y le diera tras puntos al Shakhtar. Efe