Pacientes que habían dado negativo en pruebas rápidas de coronavirus fallecieron días después

Foto: EFE

Dos mujeres que habían dado negativo en pruebas rápidas de coronavirus fallecieron días después por efectos de la COVID-19 en Venezuela, informó este miércoles el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, en el balance diario de la pandemia que incluyó a una tercera fallecida positiva.

Las dos fallecidas que arrojaron resultado negativo en el test rápido eran residentes del estado Zulia (oeste, limítrofe con Colombia), que al acumular el mayor número de muertes y contagios se ha convertido en el epicentro de la pandemia en el país.

Una era una mujer de 46 años, asmática, que falleció el 27 de junio, pero el Gobierno no tuvo confirmación de su infección por coronavirus hasta este miércoles.

Le puede interesar: Por coronavirus, Suazilandia prohíbe el alcohol por dos meses

El segundo caso es de una comerciante de 63 años del mercado popular de “Las Pulgas”, en el que se detectó un brote que ha dado paso a cientos de contagios, que estuvo hospitalizada desde el 20 de junio y que fue tratada como un caso de COVID-19 aún cuando su resultado inicial fue negativo.

El pasado 29 de mayo, el Gobierno reportó un primer caso de una mujer que falleció tras haber dado negativo en una prueba rápida de detección del nuevo coronavirus, que son el principal mecanismo de búsqueda de posibles pacientes en el país con cientos de miles de test de este tipo aplicados hasta ahora.

La tercera fallecida, prosiguió el ministro, era otra comerciante de 48 años que vivía en el estado de La Guaira, cercano a Caracas, que regresó al país por vía terrestre a finales de mayo, por lo que el Ejecutivo de Nicolás Maduro presume que contrajo la enfermedad en el extranjero.

Ver también:Trump se opone a letrero de “Black Lives Matter” en la Quinta Avenida de Nueva York

En las últimas 24 horas, Venezuela sumó 230 casos de coronavirus, con lo que el total de infectados llegó a 6.062 mientras que las muertes ascendieron a 54.

Rodríguez insistió en que Zulia “se ha convertido en el foco más grave” del país suramericano, que triplicó su total de casos en junio, especialmente animados por la propagación de la enfermedad en esa región rica en petróleo.

De los 230 nuevos contagios, explicó, 29 son “extranjeros”, como califica el Gobierno a los venezolanos que han retornado infectados a su país en medio de la pandemia.