Calma en frontera con Venezuela tras inicio de maniobras militares

La frontera de Colombia con Venezuela, una línea que se extiende por 2.219 kilómetros desde la selva amazónica hasta el mar Caribe, permanece en calma este martes día del inicio de las maniobras militares con despliegue de misiles incluido, según anunció el presidente Nicolás Maduro.

En Cúcuta, principal punto fronterizo, las actividades se desarrollan con normalidad y la gente parece ajena al despliegue militar venezolano que, según algunas informaciones, tiene su punto fuerte en la localidad de La Fría, en el vecino estado Táchira, a unos 50 kilómetros en línea recta de la capital de Norte de Santander.

El consejero presidencial de Derechos Humanos y Asuntos Internacionales de Colombia, Francisco Barbosa, afirmó que el país está en “alerta máxima” ante los ejercicios militares, mientras que la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, dijo que “no se puede caer en provocaciones” como las de las maniobras de Maduro.

A pesar de la cautela, en los principales pasos fronterizos de Cúcuta con las ciudades venezolanas de Ureña y San Antonio del Táchira impera la normalidad, salvo por unos cuantos soldados con fusiles y en uniforme de combate que circulaban por el lado colombiano del puente Francisco de Paula Santander, uno de los tres que comunica a los dos países.

La zona de la ciudad más cercana a la frontera se encuentra atestada de venezolanos comprando productos de primera necesidad, otros que se dedican a la venta callejera informal y unos tantos reclamando las remesas que envían sus familiares desde el extranjero.

Justo allí, en el puente internacional Simón Bolívar, principal puerta de entrada de inmigrantes venezolanos a Colombia, se ve un enorme flujo de personas que cruza la frontera como un día cualquiera, sin mostrar gran preocupación por esta primera jornada de maniobras militares que se extenderán hasta el 28 de este mes en los estados limítrofes de Zulia, Táchira, Apure y Amazonas.Efe